miércoles, 23 de diciembre de 2020

CONJUNCIÓN ENTRE JÚPITER Y SATURNO




                 Finalizamos el años 2020 con un acontecimiento astronómico que no había ocurrido desde hace 400 años y que no volverá a producirse hasta el 2080.  Se trata de la conjunción entre los planetas Júpiter y Saturno.  Ya  desde el mes de Noviembre se observaba como ambos planetas iban acercándose entre sí con el paso de los días. Su máximo acercamiento tendría lugar el 21 de Diciembre  y estarían tan juntos uno del otro que, visualmente, no se podrían distinguir confundiéndose como si de una sola estrella se tratara. Además, al estar tan juntos los dos planetas entrarían dentro del campo de visión de una cámara pudiendo ser fotografiados.

            Durante toda la semana previa al 21 de Diciembre las condiciones climatológicas no fueron las favorables, nos acompañaba la niebla intensa típica de Lleida. El día 20, por arte de magia, la niebla desapareció dejando salir el sol durante gran parte del día hasta que llegaron las 17:00 de la tarde y se empezó a nublar el cielo.  Con todo el equipo preparado en la terraza vi como se iba al traste cualquier intento de lograr ver la esperada conjunción. A las 18:00 de la tarde ya había perdido toda esperanza y sin ni siquiera probarlo ya estaba apunto de recoger el telescopio.  Envié una fotografía del cielo nublado al grupo de la SALL ( Sociedad Astronómica de Lleida )  diciendo que tampoco se podría ver la conjunción pero de repente contestó Gerard ( gran astrofotografo y miembro de la SALL ) diciendo que entre las nubes se podían distinguir los dos planetas.  Sin pensarlo dos veces dirigí la montura hacía Júpiter y efectivamente, se estaba abriendo un claro justo donde estaban los planetas.  Tras una breve ojeada con el ocular de 40mm, coloqué la réflex e hice una instantánea de los dos planetas. Después coloqué la cámara planetaria ASI 290MC y realicé 3 capturas con distintos parámetros de exposición para poder intentar captar con detalle los dos planetas. 

La primera grabación sobre expuse a Júpiter para captar  sus lunas, después hice otra captura con el planeta bien enfocado para intentar sacar algo de detalle de su superficie y por último realicé otro video enfocando a Saturno pero, en esta última ocasión el seeing y las nubes hicieron que no saliera del todo bien. La imagen del planeta se oscurecía por momentos hasta que quedo oculto por las nubes.

No se me presentaron más ocasiones  y me tuve que contentar con las 3 o 4  capturas que había podido realizar.  

Recogí el equipo pensando que al día siguiente, día del máximo acercamiento entre los dos planetas, tendría otra oportunidad para intentar capturar el evento. No fue así, al día siguiente volvió la niebla y con ella la frustración de no poder hacer otra sesión a la conjunción planetaria del año.

Con las pocas capturas conseguidas en la sesión planetaria me dispuse a hacer el procesado de las imágenes.

La imagen publicada es una composición compuesta por 3 imágenes diferentes:


Imagen con los planetas sobre expuestos para intentar capturar las lunas de Júpiter.




Imagen con los parámetros de ganancia y tiempo de exposición adecuados para Júpiter.




Imagen con los parámetros de ganancia y tiempo de exposición adecuados  para Saturno. El apilado de Saturno me dio muchos problemas a causa  del seeing. Apenas tenía fotogramas buenos y solo pude apilar el 5% de los mejores frames. Además cada vez que intentaba apilar los fotogramas, la imagen salía bastante distorsionada. Después de muchas pruebas, retoqué el planeta con PixInsight dejándolo bastante decente.  

                                              


Uno de los videos que pude realizar.




Algunas imágenes mientras esperábamos que las nubes nos dejaran ver de la conjunción.





        __________________________

 

Estoy muy contento con el resultado de esta sesión porque con solo 3 vídeos de apenas 10 segundos cada uno he logrado obtener una fotografía bastante decente de la conjunción entre Júpiter y Saturno.

No tuve tiempo ni de disfrutar de tal acontecimiento porque en un abrir y cerrar de ojos los planetas se hicieron visibles y volvieron a desaparecer quedando tapados por las nubes.

Como no podía ser de otra manera, antes de colocar la cámara al telescopio di una ojeada rápida a la conjunción planetaria con el ocular de 40mm y la sensación que tuve es muy difícil de explicar. Me resultó fascinante y a la vez muy extraño mirar a través del telescopio y ver los dos planetas más grandes del sistema solar juntos, uno al lado del otro, dentro del mismo campo de visión.

 

Muchas gracias por visitar el blog.

 

Saludos y ……

 

                                                ¡¡¡ BUENOS CIELOS !!!